Bar y Bat Mitzva … Y las inclinaciones humanas


250px-Butterfinger-angeldevilTodos conocemos la existencia del Bar y el Bat Mitzvá. Los varones judíos a los 13 años y las mujeres a los 12 años. Normalmente asociamos esta fecha a una “fiesta” que festejamos. Aunque en realidad, hay algo más, y es que la alegría de la fiesta es porque el o la joven pasa a ser contado/a como miembro adulto de la comunidad, en relación a sus obligaciones y derechos. Es decir: ahora asume la obligación de respetar la voluntad de D’s (representada por las “mitzvot”, el plural de “mitzvá”, y de ahí el término “Bar/Bat Mitzvá”).

Pero hay algo más. Los sabios del pueblo judío enseñaron: El ser humano, al nacer, posee solo “ietzer Hará” (traducción aceptada: instinto/inclinación hacia el mal), y recién a los 12 o 13 años (mujer u hombre) recibe el “ietzer hatob” (instinto/inclinación hacia el bien).

Esto, a simple vista, resulta chocante. ¿Mi pequeño hijo está poseído por el instinto del mal? ¿A los 13 años recibirá metafísicamente y por sí solo el instinto del bien? ¿Qué significa eso?
Además, por qué coincide con el momento en que se nos asignan tantas obligaciones (mitzvot) como judíos?

Uno puede quedar sencillamente confundido de escuchar tales ideas, y sentirse totalmente alienado por ellas.

Sin embargo, creo yo, no hay de qué preocuparnos. Nuestros sabios fueron, y esta no es la excepción, realmente sabios. Lo que nos están queriendo decir es, quizás, que el momento del bar/bat mitzvá es un momento decisivo en nuestras vidas. Que algo cambia, más allá de los cambios físicos, y que es algo nuevo, y que será de vital ayuda para nuestro éxito como personas y como judíos. Cuando nacemos tenemos ciertas inclinaciones, y cuando llegamos al bar mitzvá otras nuevas inclinaciones aparecen en nuestras vidas. ¿Qué es el “ietzer hatob” (instinto del bien) que aparece en nosotros a los 12/13 años?

El “ietzer hatob” es, quizás, ese sentido o inclinación hacia la RESPONSABILIDAD. Desde que nacemos hasta que cumplimos bar mitzvá, nuestra inclinación natural fue la falta de responsabilidad sobre lo que hacíamos. A partir de esa nueva etapa, aparece naturalmente ese sentido de responsabilidad (que no elimina a la irresponsabilidad de nuestra niñez, sino que coexiste con ella). Responsabilidad sobre nuestros actos, responsabilidad sobre los demás, responsabilidad con el medio ambiente, responsabilidad para con la sociedad en general que nos rodea, responsabilidad con nuestros antepasados, responsabilidad con nuestra tradición, y, obviamente, responsabilidad para con D’s.

La intersección entre lo que vos querés hacer (tenemos que encontrar nuestra verdadera pasión en la vida ¿no?), y lo que es necesario que se haga (en inglés: “what needs to be done”), ahí se encuentra lo que D’s quiere de vos. (R’JS)

Asumir RESPONSABILIDAD, esa es la característica de un adulto. Y es eso mismo lo que significa para un bar/bat mitzvá. Y ahora comprendemos por qué no es casualidad que en esa edad recaiga sobre la persona la verdadera responsabilidad, representada por las mitzvot (los preceptos) que D’s encomendó al pueblo de israel y a toda su decendencia.

Resumen:

– instinto del mal = sentido de que no tenemos ninguna responsabilidad sobre nada ni nadie, (podemos hacer lo que querramos, con total impunidad)
– instinto del bien = sentido de responsabilidad sobre nosotros, los demás, el universo y D’s.

Nosotros, luego del bar/bat Mitzvá = la interacción entre nuestras inclinaciones hacia el bien y hacia el mal (responsabilidad e irresponsabilidad) y las constantes decisiones que libremente tomamos hacia un lado o hacia el otro.


Esta entrada fue publicada en General, Tora. Guardar el enlace permanente. Tanto los comentarios como los trackbacks están cerrados.

Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home3/menora/public_html/iair.com.ar/blog/wp-content/themes/byty/footer.php on line 3