Ideólogo verborrágico | Ideólogo ejemplar ¿Cuál es mejor?


Discutir sobre ideologías es inútil. Para difundir tu ideología tenés que ser vos el ejemplo vivo de la ideología sin nombrarla. Luego los demás (que vean lo bueno de tu ejemplo) la comprenderán y entenderán su importancia.

La ideología se transmite, no directamente ni en forma de debates o discusiones argumentativas. Sino, más bien, indirectamente, porque nadie es lo suficientemente ingenuo como para aceptar lo que vos pienses. E instintivamente tendemos a lo contrario, rechazarlo. El único que puede adquirir ideología de manera directa es quien ya se abrió y comprendió que a grandes rasgos la ideología merece que le dediques más tiempo a comprenderla en profundidad. Ergo, bajás la guardia.

Esto que escribí me sorprendió en 2 puntos:

1- Ahora puedo entender el relativo “éxito” de algunas ideologías, y su forma de transmisión (Con el ejemplo hacia afuera -“indirectamente”-, y sin-pelos-en-la-lengua -“directamente”- a quienes ya aceptaron los postulados básicos)

2- Esta misma idea de “directo e indirecto” me fue transmitida de manera indirecta. Me acabo de dar cuenta.


Esta entrada fue publicada en General. Guardar el enlace permanente. Tanto los comentarios como los trackbacks están cerrados.

Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home3/menora/public_html/iair.com.ar/blog/wp-content/themes/byty/footer.php on line 3